Pin It

Widgets


Salimos del INEM de Ciudad Tunal con Adriana. Animadamente conversabamos sobre cosas de la vida y sobre los papeles que teníamos que buscar. En un momento Adriana dijo:


-Mira esa Luna-



Volteé a mirar y fue una visión sorprendente. Estaba allí, rojiza, redonda, mirandome. Era tan pero tan grande, estaba tan cerca. Parecia una película. Miré para todos lados y la gente como si nada. La gente no se daba cuenta de semejante espectáculo.


Adriana seguía hablando y me perdí varias veces de la conversación mirando como esa luna nos cuidaba el camino. Al momento de descubrirla, sentí una emoción tan intensa, tan grande…. Que me hizo calor en el corazón… pero ese calor se apago como si le hubiesen echado un balde de agua. Fue una lágrima… me entristeció tanto que no estuvieras allí para disfrutar conmigo la grandeza!