Headline

Farándula

Opinión

ÚLTIMOS POSTS

martes, 26 de julio de 2016

Ética del posconflicto. ¿Y ahora qué?



Invitados por el Banco de la República, los maestros Javier Darío Restrepo y Sergio de Zubiría conversan sobre la ética del posconflicto. 

Más que una exposición, Frente al otro: dibujos en el posconflicto es el testimonio de un encuentro: el que sostuvieron 12 artistas y 130 reintegrados en 2013, un diálogo que tomó forma en dibujos y que narra las incertidumbres y certezas de un grupo de colombianos más allá del conflicto armado. La exposición es otro eslabón del proyecto cultural “La paz se toma la palabra”, una iniciativa del Banco de la República que busca palabras para nombrar la paz e imágenes para imaginarla. Este es el primero de una serie de conversatorios.


lunes, 13 de junio de 2016

Sin orientadores escolares, educación falla

DANIEL MERA VILLAMIZAR* 10 JUN 2016 - 9:00 PM

Sin orientadores escolares, educación falla

Daniel Mera Villamizar
La poca importancia que se les da revela un problema estructural.
Por: Daniel Mera Villamizar

Las instituciones educativas no solo tienen a cargo el desarrollo cognitivo y moral de sus estudiantes, sino la formación de habilidades no cognitivas, del carácter, y en el caso de muchas instituciones oficiales, funciones con el entorno social o comunitario vulnerable. ¿Cuentan con la concepción, el desarrollo organizacional y el talento humano para cumplir con este rol complejo? No.
Una forma de verlo es a través del estado de la orientación escolar. Actualmente es un cargo, cuando debería ser una área. Y tal vez llamarse de modo más amplio, pues las necesidades a atender exceden lo propiamente escolar. Esta área requiere perfiles de licenciados en pedagogía u orientación, sicólogos y trabajadores sociales con competencias específicas, principalmente, y no que un profesional, a veces sociólogo, vea cómo puede defenderse solo.
Eso, cuando hay orientador escolar en la institución educativa. En cientos y cientos no lo hay. Los sindicatos de docentes y las administraciones territoriales certificadas discuten sobre el número de estudiantes por cada docente orientador. Que 250, que 500, que 650, porque la ley y la comprensión pública están atadas a la idea de una plaza de servicio de orientación estudiantil, no de una “área multidisciplinar”.
Una institución educativa con cinco sedes, dos jornadas y 2000 alumnos, por ejemplo, ¿necesita un “docente orientador” por cada 500 alumnos o un equipo de licenciados en orientación, en pedagogía, sicólogo y trabajador social mínimo? Los perfiles que se saquen a concurso no serán iguales en una perspectiva y en la otra, ni la discusión con el MEN o entre sindicatos y administraciones territoriales.
Las ciudades capitales que tienen un solo docente orientador por institución educativa, sin importar su tamaño, o las que simplemente no tienen, no se están tomando en serio algunos problemas de las instituciones educativas. En algunos barrios o zonas, el efecto se puede contar en número de estudiantes asesinados al año, en embarazos adolescentes y en jóvenes que caen en la criminalidad, porque no hay capacidad para ayudar a prevenir, así sean obvias las situaciones.
En la mayoría de las instituciones, sin entornos tan complicados, la carencia de un grupo profesional especializado en desarrollo humano y social, por llamarlo así, perjudica el logro académico —asociado a “habilidades” como persistencia, optimismo, autocontrol—, la preparación integral para la vida, la orientación vocacional, y el efecto familiar y comunitario de la institución.
Para volver a “De la desobedienciacivil de Fecode a un Índice de Compromiso con la Educación”, parecería claro que el componente Ambiente Escolar del Índice Sintético de Calidad Educativa, ISCE, es cuestionable: no solo son las “condiciones propicias para el aprendizaje en el aula de clase”, sino el entorno el que impacta la calidad, como saben explicar los orientadores escolares toderos y comprometidos.

*Especial para El Espectador.

teleSURtv.net

La Hora del Necio

Caricatura

Videos

 
Copyright © 2014 A veces Jekyll, a veces Hyde